Aplicación para móviles: www.aspejacetania.mobi METEO
Español
Français
English

Buscar / Réchercher Buscar en el web:

agenda

Prepara tu viaje . Prépare ton voyage

Camino de Santiago




El tramo aragonés del Camino de Santiago ha sido históricamente uno de los ramales más transitados por los peregrinos, viajeros y comerciantes que seguían la antigua ruta de las estrellas. El Camino aragonés, ramal del Camino francés, entra en la península a través del puerto de Somport y discurre paralelo al río Aragón hasta que se funde en Puente la Reina (Navarra) con el ramal procedente de Roncesvalles.

La existencia de la catedral románica de Jaca sólo se explica por la importancia de la ruta jacobea y por la necesidad de dotar de un ostentoso poder religioso a la recién fundada ciudad de Sancho Ramírez. El Summus Portus fue el paso natural de ejércitos y caminantes a lo largo de la historia. El Hospital de Santa Cristina de Somport, uno de los tres más importantes de la cristiandad, ilustra el importante tráfico de viajeros que soportó la ruta aragonesa a lo largo de los siglos.

“Tres son particularmente las columnas, de extraordinaria utilidad, que el Señor estableció en este mundo para sostenimiento de sus pobres, a saber, el hospital de Jerusalén, el hospital de Mont-Joux (Gran San Bernardo), y el hospital de Santa Cristina, en el Somport”. Así se establece en el Liber peregrinationis del Códice Calixtino (siglo XII). Su autor, el francés Aymeric Picaud, añade: “Están situados estos hospitales en puntos de verdadera necesidad; se trata de lugares santos, templos de Dios, lugar de recuperación para los bienaventurados peregrinos, descanso para los necesitados, alivio para los enfermos, salvación de los muertos y auxilio para los vivos”.

Por el valle de Canfranc los peregrinos llegaban hasta Jaca y después continuaban por la Canal de Berdún hasta Undués de Lerda, ya en el límite con Navarra. Se trata de 90 kilómetros de una extraordinaria belleza y de grandes contrastes paisajísticos; al inicio las cumbres pirenaicas y en el final las grandes extensiones cerealistas. En medio el caminante encontrará una larga lista de monumentos de gran relevancia histórica y artística; entre ellos el puente medieval de Canfranc, el monasterio de San Juan de la Peña, alejado levemente de la ruta principal, o varias iglesias del Camino como las de Santa Cilia, Santa Cruz de la Serós, Berdún o Artieda.

El peregrino podrá sellar su cartilla en la Iglesia de Santiago de Jaca y descansar en los albergues habilitados a lo largo del tramo aragonés: Jaca, Santa Cilia y Arrés. Coincidiendo con el último Año Jacobeo (2010), el Camino ha sido sometido a un importante trabajo de restauración, consolidación y adecuación de los tramos más complejos para el caminante. Se han instalado varios puentes y se ha reforzado la señalización con el objetivo de potencia el camino que desde Oloron asciende por el Valle de Aspe.

ENLACES DE INTERES:
http://www.caminosantiago.org
http://www.jacajacobea.com

Oficina de Turismo de Canfranc . [ COMUNES ]

Camino de Santiago